CONTROLOGÍA (o lo que todos llaman Pilates)

Es curioso observar como una técnica puede ver desplazado su nombre por el nombre de su creador. Más curioso es cuando esa técnica tiene un nombre tan descriptivo que habla por sí solo y por lo tanto no necesitaría casi explicación. Muchas veces seguimos escuchando o haciendo las mismas preguntas “¿Qué es eso del Pilates?” “¿Para qué sirve el Pilates?” y al mismo tiempo seguimos escuchando que sirve para estirar, que sirve para fortalecer el abdomen o como se denomina ahora “el core” o bien que es una actividad que ayuda en los problemas de espalda. Pero ¿no sería más fácil haberle dejado el nombre de su creador y haber seguido hablando de CONTROLOGÍA?

Después de haber introducido la idea de “VER SIN MIRAR“, sentí la necesidad de escribir sobre algo tan conocido y al mismo tiempo tan desconocido como la contrología. Contrología fue el nombre original que dio Joseph Pilates a su método y lo describió como la completa coordinación de cuerpo, mente y espíritu. Planteó que con este método se lograba el dominio de la mente sobre el control total del cuerpo en un primer paso y después, por la repetición de los ejercicios se conseguí el ritmo natural y la coordinación asociada con todas las actividades cotidianas. Leyendo esto, ¿podemos añadir la contrología a la lista de opciones para la reeducación postural? ¿Contrología no es Ver sin mirar?

Son muchos los conceptos que podríamos describir en un post como este, pero como en otras ocasiones haremos una primera aproximación y posteriormente en otros post volveremos para ampliar conceptos. En primer lugar, describiremos los principios del pilates:

  • Respiración.
  • Estabilización y control: importancia de la pelvis, de la posición del tronco, de la activación del centro o core y de la conexión de toda la estructura central.
  • Disociación de movimientos: el cuerpo no es un bloque, y saber mover estructuras anexas por separado nos permitirá una calidad de movimiento libre de lesiones mucho mayor. Algunos de esas parejas articulares son: pelvis-cadera, pelvis-lumbar, escápula-tórax, escápula-humero o segmentos vertebrales entre sí.
  • Flexibilidad articular y muscular.
  • Fortalecimiento muscular y alineación postural.
  • Fluidez y precisión: resultado de integrar coordinación, precisión y equilibrio.

Sólo con esta lista ya podemos confirmar que el pilates tiene más beneficios de los que hasta ahora se han publicitado o difundido. Por esta razón el pilates es cada vez un método más utilizado tanto por fisioterapeutas como por profesionales del deporte para integrarlo dentro de sus procesos de rehabilitación y de re-entrenamiento o vuelta a la competición, ya que concretamente:

  • Rehabilita y mejora la movilidad articular.
  • Rehabilita y mejora la fuerza muscular (tanto a nivel profundo como a nivel superficial).
  • Restablece el control neuromuscular.
  • Recupera la integridad funcional.
  • Economiza las funciones orgánicas y el gesto deportivo.
  • Consigue una mejor conexión cuerpo mente clave en la recuperación de lesiones o en la mejor de aspecto deportivos técnicos.

Teniendo claro que no deja de ser una actividad más a la que recurrir como parte de un tratamiento o de una vida activa, pero no siendo la única, me gustaría resaltar todas las ventajas que puede tener para procesos o patologías muy diferentes:

  • Patologías del sistema nervioso: el patrón motor organizado junto al control neuromotor que propone el método pilates es una combinación perfecta para la mejora del movimiento en algunos procesos neurológicos.
  • Procesos psicológicos: la calma, la concentración, el trabajo y control respiratorio, son una combinación de acciones con un resultado relajante. Ese efecto relajante será fundamental para el estrés y el insomnio entre otros problemas.
  • Procesos del envejecimiento: la promoción del movimiento, de la salud articular y de la fuerza muscular serán las mejores armas para ir en contra de los efectos de la edad. Además, todos los beneficios del control motor serán fundamentales para la mejora del equilibrio, estabilidad y prevención de caídas que es una de las mayores problemáticas en la tercera edad.
  • Embarazo: aquellas rutinas de pilates que potencian el fortalecimiento de la musculatura de la espalda serán cruciales para afrontar los últimos meses del embarazo y contrarrestar las consecuencias del cambio del centro de gravedad, así como para la realización de todas las acciones de atención al bebé en los primeros meses de vida. Al mismo tiempo la flexibilización de las articulaciones y la tonificación de la musculatura abdominal y diafragmática ayudarán al momento del parto.
  • Urología: todo el trabajo de suelo pélvico que tiene asociada la contrología y especialmente en sesiones más específicas y dirigidas a ese fin permitirán que en un corto periodo de 4 a 6 sesiones se reduzcan problemas de incontinencia por un mayor control del tono de los esfínteres y del suelo pélvico.
  • Patología respiratoria: todo el trabajo de respiración base de la técnica de pilates ayudará a aquellos pacientes con patologías respiratorias. La flexibilización de todas las estructuras de la caja torácica consecuencia del movimiento aumentarán la capacidad respiratoria. Al mismo tiempo se ejercitará la musculatura respiratoria.
  • Patología circulatoria: la realización de muchos ejercicios de pilates tumbados sobre colchoneta o sobre cualquiera de las máquinas, unido a la elevación de miembros y las contracciones musculares facilitarán el drenaje venoso, el drenaje linfático y activará la circulación. En muchas ocasiones esa activación puede estar limitada por problemas cardiacos y se ha demostrado que no existen aumentos significativos de la presión sanguínea ni de la frecuencia cardiaca con la realización de muchas series de pilates.
  • Síndromes digestivos: las contracciones abdominales, diafragmáticas y de suelo pélvico generarán un movimiento de compresión y expansión de todo el contenido visceral abdominal que será el origen de la activación de la circulación de fluidos corporales de la región abdominal. Se verán por tanto beneficiadas las digestiones pesadas, las retenciones de líquidos o los movimientos intestinales.

Como habéis podido leer el método pilates no solo tendrá efectos sobre huesos, articulaciones y músculos.  Recurrir a profesionales que os personalicen más el trabajo será fundamental para sacar ese máximo rendimiento a esta actividad. En próximas publicaciones detallaremos más los beneficios del pilates en el aparato locomotor, y al mismo tiempo sus aplicaciones en el deporte.

Ahora es el momento de analizar esa ventaja de la CONTROLOGÍA en cada uno de vuestros casos (pacientes y profesionales de la salud y el deporte) e individualizar la prescripción.


Bibliografía recomendada:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s